Storytelling: la clave de contar una historia

Publicada en Publicada en Informacion Relevante

Desde los orígenes de la humanidad la transmisión de conocimientos, acontecimientos, sucesos, anécdotas… se ha producido mediante historias que se han venido contando de generación en generación.

Y esto es así porque nos gusta escuchar historias cercanas, historias que nos generen una empatía, historias que nos emocionen.

De hecho, diversos estudios de neuromarketing concluyen que nuestro cerebro está especialmente preparado para estimularse por completo cuando nos cuentan historias que involucran emociones y esas son las historias que permanecen en nuestra memoria.

Por ello, si quieres convencer a tu audiencia y conseguir un impacto mayor y más duradero, cuéntales una buena historia.

Desde siempre el marketing, a través de la publicidad, ha contado historias, pero estas tenían su eje central en la marca, en el producto, ahora, el Storytelling tiene como protagonistas a las personas y si quieres que tu producto sea el protagonista principal, no te quedará más remedio que humanizarlo.

Antes de comenzar debes de considerar la preparacion vuelvete un experto aqui 6 sencillos pasos.

1.- ¿Qué quieres conseguir con tu historia?

O lo que es lo mismo, ¿Cuáles son tus objetivos?

Tu historia debe ir en sintonía con los valores, metas y objetivos de la empresa.

Aquí entraría tanto lo que quieres conseguir para ti, para tu marca o producto, como lo que quieres conseguir de tu audiencia.

Estos objetivos deben ser cuantificables, medibles y accionables.

2.- ¿A quién te diriges?

No hay límites ni barreras para contar historias, pueden ir dirigidas a cualquier tipo de audiencia y a través de cualquier medio de comunicación. Recuerda que todos somos emotivos por naturaleza y nos emocionamos con mayor o menor facilidad, pero cuanto mejor conozcas a tu audiencia, más posibilidades tendrás de emocionarla.

3.- ¿Qué quieres que haga tu audiencia después de escuchar tu historia?

Lo que se suele pretender con el Storytelling es lograr un vínculo emocional con la marca o con el producto de forma que sin necesidad de destacar los atributos del mismo, la gente se sienta identificada, lo recuerde como algo cercano, comparta esta historia y se sienta más predispuesto a comprarlo.

Si tu objetivo es vender, incluye una llamada a la acción en el momento en el que la historia alcance su punto álgido y tu audiencia esté más dispuesta a las emociones que impulsan las ventas.

Si tu objetivo es branding, muestra tu marca en el momento en el que la historia lleve a tu audiencia al límite de sus emociones.

4.- ¿Qué le vas a contar a tu audiencia?

Lo más importante de cualquier historia es el contenido, se trata de contar historias desde la empresa o la marca y que trasciendan más allá de la mera descripción del producto que de hecho, en muchos casos, ni siquiera se contempla.

Existen una serie de temas clave con los que tendrás mayores posibilidades de llegar a conectar con tu público.

Temas universales como la vida y la muerte, el amor y el desamor, el odio, la amistad, el bien y el mal, la esperanza, la juventud y la infancia o la vejez… Utilizar alguno de estos temas como eje central de la trama de tu historia es una buena idea para facilitar que tu mensaje se expanda y llegue a lo más hondo de tu público, generando esa empatía y ese recuerdo que toda historia busca.

Tu historia debe de ser fácil de recordar y al mismo tiempo debe de reflejar la personalidad y el valor diferenciador de tu marca.

Por ello se recomienda que la narración se realice en primera persona de forma que el protagonista cuente su propia historia, o en tercera persona a través de un narrador que cuente la historia de primera mano, bien porque estaba allí cuando sucedió, bien porque se la contó el protagonista.

Coca Cola marca generadora de grandes historias:

5.- La estructura:

Toda historia debe tener una estructura lógica: un comienzo, un desarrollo con su punto álgido y un final.

El relato necesita tener un final total­mente conec­tado con el prin­ci­pio de la his­to­ria, pero debe per­mi­tir que la audi­en­cia se iden­ti­fique, sienta y además, pueda recrear su propia his­to­ria.

Dejar algo para la imaginación es importante, de esta forma conseguirás una mayor involucración en la medida en que cada persona de tu audiencia busque el final perfecto para tu historia.

Este spot de Wilkinson fue todo un éxito ya que integraba el producto en una historia absolutamente real (a pesar de ser personajes animados) vivida por millones de papás de todo el mundo. Logró convertirse rápidamente en una campaña viral con más de 6 millones de visualizaciones.

Con estas campañas queda bastante bien demostrada la importancia de crear un buen contenido para llegar a tus clientes, engancharlos a través de las emociones y de esta forma vincularlo a tu marca o producto.

6.- Los personajes:

Podríamos decir que los personajes son uno de los elementos más importante en las historias ya que a través de ellos se crea el vinculo emocional con la audiencia.

El público debe emocionarse cuando el personaje se emociona, debe reír cuando este ríe y debe sufrir cuando el personaje sufre.

Es importante también la mezcla de emociones, ya que cuando la mente se expone demasiado tiempo a una misma emoción, tiende a aburrirse mientras que combinando distintas emociones se mantiene activa y tiende a recordar más y mejor.

Supongo que ya tienes una base y con esto se puede decir que ya escojiste algunos historiadores o historias favoritas de donde te puedes inspirar a la hora de contar tu historia.Esta es una guía, paso a paso, para contar esa historia de una manera convincente.

Paso 1: Conócete mejor a ti mismo

¿Podrías contar una historia sin presentar a los personajes, el entorno o la trama? ¡Por supuesto que no!

Eso es lo que tienes que conocer bien para un storytelling atractivo.

Muchas veces es difícil elevar tu punto de vista para comprender verdaderamente tu historia. Incluso con tantos cambios de personal, las alteraciones de la misión y visión, tu historia puede perderse.

Pregunta a tus líderes de equipo por su visión de la empresa y luego comenta tu estrategia con los demás empleados. Ellos tienen una buena idea de lo que es la compañía día con día.
Paso 2: Determina con quién estás hablando

¿Quiénes son tus clientes? Conoce a tu público. Esto es importante para todas las variedades de la narración de contenidos.

Comprende los intereses y las preocupaciones que enfrentan tus clientes.

Pregunta a tu equipo: ¿Cuáles son los clientes más interesados ​​en nosotros? Y entonces escribe tu historia pensando en ellos.
Paso 3: Decide cómo contar la historia

Con cada historia, la audiencia está buscando el principio, clímax y conclusión.

En la escritura se introduce un problema (comienzo), el problema alcanza un clímax y, finalmente, el problema se resuelve, llevando al visitante a una conclusión.

Tus clientes están buscando esa misma estructura de narración cuando quieren conocer la historia de tu marca. Quieren trabajar contigo hacia una solución y, finalmente, tener sus necesidades cubiertas.

Al contar la historia de tu marca necesitas demostrar que reconoces los problemas de tus clientes. Al demostrarles cómo pueden trabajar juntos, les transmites la idea de que sus problemas se resolverán.
Paso 4: Haz tu historia más emocionante

Para ello, utilizaremos el ejemplo de Dr Pepper. Esta compañía cola podría decir que su producto fue creado hace más de 125 años y sabe muy bien.

O bien podría decir que es una bebida única en su tipo, con 23 sabores diferentes, y fue inventada por un farmacéutico en un pequeño pueblo de Texas.

¿Qué historia captará probablemente tu atención? ¡Esta última, por supuesto!

Haz que la historia de tu marca sea emocionante. Cuenta los aspectos de tu empresa que la hacen interesante y única.

Sólo así puedes llamar la atención y lograrás una conexión emocional con tu audiencia.
Paso 5: Tienes la historia. Ahora, a difundir la palabra.

Deja que la historia de tu marca impregne todas las vías de conexión con tu público, incluyendo tu página web, redes sociales y poderosas estrategias de marketing de contenido.

Encuentra atributos de tu historia que definen a la marca y haz contenidos de valor relacionados en todos los formatos posibles.

Cuando veas el valor del Inbound Marketing descubrirás que eso es mucho más poderoso (ymenos costoso) que gastar tanto dinero en publicidad tradicional, sin tener una verdadera historia que contar.

entonces ahora que ya eres un experto aqui te dejo una lista para seguir los siguientes pasos:

1. Los personajes son admirados más por lo que intentan que por lo que consiguen.

2. Tenga en mente qué es lo que a usted le interesa como público, no lo que considera divertido como escritor. Ambas pueden ser muy diferentes.

3. Intentar tener claro el tema es importante, pero no verá de qué va la historia hasta que haya llegado al final. Ahora, reescríbalo.

4. Érase una vez un… Todos los días,… Un día… Y por eso… Y por eso… Hasta que finalmente…

5. Simplifique. Céntrese. Combine personajes. Salte por encima de los desvíos. Se sentirá como que está perdiendo cosas valiosas pero realmente le está liberando.

6. ¿En qué es bueno su personaje? ¿Qué le hace sentirse cómodo? Enfréntelo a su opuesto. Pógale a prueba. ¿Cómo se las arregla?

7. Tenga claro cuál va a ser el final antes de imaginarse el nudo. En serio. Los finales son difíciles, prepare el suyo cuanto antes.

8. Termine su historia, hágalo incluso si no es perfecta. En un mundo ideal tendría ambos, pero siga adelante. Hágalo mejor la próxima vez.

9. Cuando esté atascado, haga una lista con lo que no puede pasar a continuación. En muchas ocasiones el material que tiene le hará salir adelante aparecerá así.

10. Ponga aparte las historias que le gustan. Lo que le gusta de ellas es parte de usted; debe reconocerlo antes de poder usarlo.

11. Poner las ideas sobre un papel le ayudará a empezar a trabajarlas. Si una idea perfecta está sólo en su cabeza nunca la compartirá con nadie.

12. Deseche la primera cosa que se le pase por la cabeza. Y la segunda, y la tercera, y la cuarta, y la quinta… Deshaga lo obvio de su camino. Sorpréndase a sí mismo.

13. Dé opiniones a su personaje. Los pasivos o manejables pueden ser agradables para usted como escritor, pero son un veneno para la audiencia.

14. ¿Por qué debe contar ESTA historia? ¿De cuál de sus pasiones se alimenta esta historia? Ésa es la clave.

15. Si usted fuera su personaje, en esta situación, ¿cómo se sentiría? La honestidad añade credibilidad a las situaciones increíbles.

16. ¿Qué hay en juego? Ofrezca razones para que el público se arraigue al personaje. ¿Qué pasa si no tienen éxito? Póngalo todo en su contra.

17. No hay trabajo malgastado. Si no está funcionando, déjelo ir y continúe. Lo que ha hecho será útil más adelante.

18. Tiene que conocerse a sí mismo: la diferencia entre hacer lo mejor y lucirse. Escribir una historia es intentarlo, no depurarlo.

19. Las coincidencias para meter en problemas a los protagonistas es genial; las coincidencias para sacarlos de un aprieto es hacer trampas.

20. Un ejercicio: analice los elementos de una película que no le guste. ¿Cómo lo haría para que SÍ le gustase?

21. Tiene que identificarse con su situación y sus personajes, no puede escribir ‘guay’ sin sentido. ¿Qué le llevaría a actuar a USTED de esa manera?

22. ¿Cuál es la esencia de su historia? ¿Cuál es el modo más sencillo de narrarlo? Si sabe esto, podrá empezar a construirlo desde ahí.

Crees que ya estas listo contesta el siguiente quiz y dejanos tus comentarios

1.- Se admira a un personaje por su esfuerzo más que por su éxito.

2.- Debes pensar qué es interesante para ti como audiencia, no qué es divertido para ti como escritor.

3.- Buscar un tema es importante; sin embargo tu no vas a saber de qué trata la historia hasta que termina, así que vuelve a escribir.

4.- Hubo una vez____. Todos los días_______. Pero un día_________. Debido a que_______ Porque_____. Así hasta el final.

5.- Simplifica. Enfócate. Combina personajes y desvíate. Parece que pierdes valor, pero ganas libertad.

6.- Crea personajes y rétalos, que se transformen, que se vuelvan opuestos.

7.- Piensa en el final antes del nudo. Encontrar desenlaces es más difícil.

8.- Finaliza tu historia aún cuando no sea perfecta. Inténtalo después, no dejes nada inconluso.

9.- Cuando estés bloqueado haz una lista de lo que no debería pasar, eso te servirá para encontrar posibilidades.

10.- Separa las ideas que a ti te gustan porque tienen mucho de ti y necesitas reorganizarlas antes de usarlas.

11.- Pon en papel las ideas que se te ocurran. Si alguna permanece en tu cabeza entonces puede ser una idea perfecta y no debes compartirla con nadie, por el momento.

12.- Deshecha la primera idea que se te venga a la mente, y la segunda y la tercera, y la cuarta y la quinta. Sal del camino convencional. Sorpréndete a ti mismo.

13.- Crea personajes con opiniones, con personalidades fuertes. Si son pasivos y maleables será fácil manejarlos, pero serán veneno para la audiencia.

14.- ¿Por qué tengo que contar esta historia? ¿Cuál es la idea que la alimenta? Estas preguntas son el corazón de todo.

15.- Si tu fueras el personaje ¿cómo te sentirías en su situación? Sé honesto y dale credibilidad a tus historias.

16.- ¿Cuáles son los riesgos? Da una razón de por qué el personaje debe hacer lo que se supone debe hacer ¿qué pasa si falla?

17.- Ningún trabajo es una pérdida de tiempo. Si crees que no estás yendo por el camino correcto toma tu tiempo y vuelve más tarde.

18.- Debes saber la diferencia entre hacer lo mejor posible y quejarse. La historia es probar no refinar.

19.- Coincidencias para poner personajes en el mismo problema está bien, pero coincidencias para que salgan de él es trampa.

20.- Ejercítate. Mira películas que te disgusten y piensa cómo mejorarlas.

21.- Debes identificarte con tus personajes. No sólo se trata de escribir bonito.

22.- ¿Cuál es la esencia de tu historia? ¿Podría ser más corta con la misma esencia?

No pierdas mas el tiempo y mira como es que nosotros contamos tu historia

Cuenta tu historia Video